Apendicitis crónica - signos, diagnóstico y tratamiento.

Anteriormente, un ataque de apendicitis aguda en mujeres u hombres en algunos casos puede convertirse en una forma crónica, como lo demuestra la presencia de procesos patológicos en el apéndice. Los fenómenos agudos disminuyen, pero el proceso inflamatorio permanece y se vuelve crónico. Esto es necesario para distinguir la apendicitis recurrente crónica.

De esta forma, después de sufrir un ataque agudo de apendicitis, el dolor disminuye. Después de algún tiempo, hay un nuevo ataque: la recurrencia de apendicitis. En consecuencia, esta forma se caracteriza por episodios repetidos de inflamación aguda del apéndice. En los intervalos entre ataques, los pacientes experimentan dolor persistente en el ciego.

En relación con la inflamación prolongada en el apéndice, se observan cambios escleróticos, también es posible su ulceración gradual, deformidad, la aparición de adherencias y cicatrices, lo que conduce a una disminución de la luz intestinal e incluso a la coalescencia con órganos cercanos.

Clasificación

Se distinguen tres formas de apendicitis crónica: residual, recurrente, crónica primaria.

  1. El desarrollo de una forma residual (residual) de apendicitis crónica ocurre inmediatamente después de un ataque de apendicitis aguda, ya que en el apéndice sigue existiendo un terreno fértil para la aparición de ataques repetidos.
  2. La forma recurrente de la enfermedad se caracteriza por períodos de exacerbación y remisión.
  3. La apendicitis crónica primaria se caracteriza por eventos inflamatorios que se desarrollan en forma crónica borrada.

El tipo recurrente de apendicitis crónica generalmente ocurre en aquellos pacientes que no han recibido atención médica adecuada para el curso agudo de la enfermedad. En este caso, aparecen cicatrices y adherencias en los tejidos del apéndice, la luz se estrecha, lo que provoca su estancamiento cuando los contenidos intestinales golpean aquí y, como resultado, se reanuda el proceso inflamatorio, que puede durar años.

Síntomas de la apendicitis crónica.

La apendicitis crónica puede ir acompañada de una imagen borrosa de los síntomas tanto en mujeres como en hombres. El síntoma principal de la enfermedad en este caso es un dolor leve y doloroso que emerge regularmente en el lado derecho, en la ubicación del apéndice.

También los signos de apendicitis crónica incluyen:

  • pesadez, flatulencia, la presencia de malestar en el estómago;
  • náusea leve
  • indigestión
  • falta de apetito
  • trastornos frecuentes de las heces, diarrea o estreñimiento;
  • Temperatura corporal crónica de bajo grado.

El dolor puede aumentar con el esfuerzo excesivo (debido al aumento de la presión dentro del peritoneo), en el momento del vaciado, con tos. Cambios observados en el tracto gastrointestinal - estreñimiento y diarrea. En caso de agravación, se producen vómitos y náuseas.

Es muy importante diagnosticar y comenzar a tratar la apendicitis crónica lo antes posible, ya que la presencia constante en el cuerpo de la fuente de la infección no afecta de manera más favorable a su trabajo. Además, está cargado con la perforación del apéndice con el desarrollo posterior de peritonitis, que puede causar la muerte del paciente.

Apendicitis crónica - síntomas en mujeres

Inicialmente, los signos de apendicitis en las mujeres se manifiestan por sensaciones dolorosas del tracto gastrointestinal. El dolor se extiende al abdomen inferior derecho y se agrava con un examen ginecológico.

Durante el período de cambios hormonales (por ejemplo, durante el embarazo o la menstruación), el dolor se manifiesta y se localiza en la región de los ovarios y la vagina. En el contexto de la apendicitis falla en el ciclo. En el proceso de hacer el amor, y también después de que hay espasmos, hay dolores severos en el área vaginal.

Diagnóstico y tratamiento

Como la apendicitis crónica se manifiesta por síntomas generales característicos de otras enfermedades de los órganos internos, se utiliza un complejo de métodos de diagnóstico instrumental y de laboratorio para realizar un diagnóstico preciso.

Medidas de diagnóstico para la detección de apendicitis crónica:

  1. Dolor en la región ilíaca derecha, aumento del dolor al acostarse sobre el lado izquierdo, cuando la pierna derecha está flexionada, estos signos despiertan la sospecha de apendicitis crónica. La apendicitis gangrenosa puede no estar acompañada de dolor debido a la muerte de inervación en los tejidos afectados. Con la peritonitis, el dolor pasa a todo el abdomen.
  2. Exámenes clínicos de sangre y orina. No son suficientes para hacer un diagnóstico, pero aún así, estos son métodos importantes que acompañan a confirmar o excluir la enfermedad.
  3. Radiografía con un agente de contraste. Este estudio ayuda a identificar la obstrucción del orificio que conecta el apéndice al ciego. Además, la radiografía puede mostrar adherencias fibrosas, acumulaciones de heces.
  4. Diagnóstico ecográfico. Un método de investigación simple y seguro que le permite confirmar rápidamente el diagnóstico. Durante el estudio, no solo se evalúa el estado del apéndice, sino también otros órganos de la cavidad abdominal.
  5. Tomografía computarizada. Con este estudio, es posible excluir enfermedades que tienen síntomas similares.
  6. Laparoscopia Método de diagnóstico quirúrgico, que consiste en la introducción de una sonda delgada con una cámara al final en la cavidad abdominal del paciente a través de una pequeña incisión en la pared abdominal anterior. Este método no solo brinda la oportunidad de realizar un diagnóstico preciso, sino que también le permite eliminar inmediatamente el apéndice cuando se detecta un proceso inflamatorio.

Dado que los síntomas de la apendicitis crónica no son específicos, es muy importante poder distinguir esta dolencia de las patologías de otros órganos de la cavidad abdominal, en particular:

  1. Colecistitis;
  2. Pancreatitis aguda;
  3. Perforación de la úlcera gástrica;
  4. Enfermedad del riñón;
  5. Enfermedades ginecológicas.

El tratamiento de la apendicitis crónica se prescribe igual que en el caso de la forma aguda de la enfermedad, la extirpación quirúrgica del proceso inflamado. La apendicectomía se puede realizar mediante métodos laparoscópicos y abiertos: el cirujano decide en función de la condición del paciente y del cuadro clínico de la enfermedad.

Si un paciente con apendicitis crónica tiene síntomas no expresados, aplique un tratamiento conservador: tomar medicamentos antiespasmódicos, fisioterapia, eliminación de trastornos intestinales.

Período postoperatorio

Dos días después de la extirpación de la apendicitis, a la paciente se le prescribió reposo en cama. Terapia antibiótica prescrita para la prevención de infecciones quirúrgicas. Durante este período, la atención de enfermería es muy importante para la prevención de posibles complicaciones.

La sutura se retira a los 10-12 días después de la cirugía. Antes de esto, uno debe evitar los movimientos bruscos, la tensión de los músculos de la pared abdominal para evitar la erupción de la costura. La recuperación del tejido muscular lleva varios meses. Sobre la piel queda una pequeña cicatriz pálida, como se ve en la foto.

El período en el que puede volver a la forma de vida habitual depende del tipo de apendicectomía y la naturaleza del período postoperatorio: después de las intervenciones endoscópicas, la curación es más rápida. En promedio, el ejercicio físico está limitado por 2 meses, luego se permite correr, nadar y montar a caballo, y levantar pesas, solo después de 3 a 6 meses. Desde visitar el baño o la sauna hasta abstenerse por lo menos 3-4 semanas.

Dieta

Durante la terapia conservadora y durante el período de rehabilitación después de la operación, se debe observar una dieta especial:

  1. Abandonar las especias, las carnes ahumadas, los alimentos enlatados, las bebidas azucaradas.
  2. Se recomienda excluir el té negro fuerte y el café. Es necesario utilizar té verde, bebidas de frutas y bebidas de frutas.
  3. Es necesario seguir una dieta fraccionada: 5 a 6 veces al día en pequeñas porciones.
  4. Deben excluirse los alimentos fritos, salados y grasos.

En cuanto a los remedios populares, evite visitar a un médico o no prestar atención a las "señales" de su propio cuerpo en forma de ataques de dolor, con la esperanza de remedios populares, ¡está estrictamente prohibido! La medicina herbaria y las recetas caseras son útiles en el papel de las medidas adicionales para fortalecer el cuerpo y mejorar la función intestinal, así como en la lucha contra los microorganismos patógenos.

Prevención de enfermedades

No existen medidas preventivas especiales. Se recomienda llevar un estilo de vida saludable, comer racionalmente, evitar condiciones estresantes, abandonar los malos hábitos, perder peso.

Loading...

Deja Tu Comentario