Los síntomas del accidente cerebrovascular, los primeros signos

Un accidente cerebrovascular es una interrupción devastadora del suministro normal del cerebro, que causa la muerte del tejido cerebral debido a la falta de oxígeno y nutrientes esenciales. Ocurre cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se detiene o se debilita significativamente.

Después de que una parte de las células nerviosas muere, el cuerpo pierde una de las funciones de las que eran responsables las células muertas: parálisis, pérdida del habla y otros trastornos graves. Cuando se produce un bloqueo de los vasos sanguíneos isquémico, con una ruptura - hemorrágica.

El método principal para la prevención de enfermedades es el control estricto de los principales factores de riesgo: presión arterial alta, malos hábitos y niveles elevados de colesterol en la sangre.

Causas del accidente cerebrovascular

La causa de un accidente cerebrovascular es la interrupción del flujo sanguíneo a una región del cerebro debido a un bloqueo (estenosis) o ruptura de la arteria cerebral. La mayoría de las veces, se produce un accidente cerebrovascular en personas que padecen problemas cardíacos o enfermedades que provocan trastornos del sistema circulatorio.

Casi el 90 por ciento de los accidentes cerebrovasculares son isquémicos, por lo que la causa más común es la trombosis cerebral (obstrucción de las arterias); esta placa se presenta con mayor frecuencia en la aterosclerosis. La falta de flujo sanguíneo priva a las células del cerebro de oxígeno y nutrientes, las células pueden comenzar a morir en cuestión de minutos.

En el caso de una forma hemorrágica, la pared de la arteria defectuosa se rompe. Ocurre con menos frecuencia que la isquemia, pero más peligrosa. Los factores provocadores incluyen presión arterial alta y puntos débiles en las paredes de los vasos sanguíneos (aneurisma).

Si se debe caracterizar como un todo, la causa de la patología es el daño a las células nerviosas ubicadas en el cerebro y el control de todas las funciones del cuerpo humano: todo esto conlleva consecuencias graves. Esta enfermedad es un líder entre las causas de la discapacidad humana y ocupa el tercer lugar entre las causas de mortalidad.

Factores de riesgo

Muchos factores pueden aumentar el riesgo de apoplejía. Algunos de estos factores también aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

  • un antecedente de familiares tiene un ictus o infarto de miocardio;
  • edad de 55 años y más;
  • presión arterial alta y colesterol;
  • sobrepeso, diabetes, aterosclerosis;
  • Los malos hábitos - fumar, el alcohol.

Es necesario pensar en el riesgo de patología en presencia de uno de los factores anteriores.

Los primeros signos de ictus en mujeres y hombres.

Antes de la aparición de un derrame cerebral, casi siempre se observan los síntomas de un suministro de sangre al cerebro. Un precursor de un accidente cerebrovascular puede ser una violación transitoria de la circulación cerebral, o un ataque isquémico transitorio.

En mujeres y hombres, esto puede manifestarse por signos como: dolores de cabeza, mareos, debilidad. Se pueden producir más náuseas y vómitos.

Hemorrágico: difiere de la isquemia en que el daño y la rotura del vaso se producen a una presión arterial elevada, debido al hecho de que la pared de la arteria durante la aterosclerosis de los vasos se desgasta de manera desigual. La isquemia es más disimulada que hemorrágica, por lo tanto, los signos de un accidente cerebrovascular isquémico están lubricados, aumentan suavemente o "parpadean".

Los primeros signos de ictus en mujeres:

  • pérdida repentina de la visión;
  • una clara falta de coordinación;
  • retirada de fuerza de brazos y piernas;
  • pérdida de la comprensión de las palabras o la capacidad de hablar claramente;
  • sensibilidad reducida;
  • Aumento suave de los signos anteriores.

El accidente cerebrovascular femenino, cuyos síntomas a veces son poco convencionales al comienzo de la enfermedad, a menudo dificulta el diagnóstico temprano de la enfermedad, lo que retrasa significativamente la provisión de atención médica adecuada.

Signos de un derrame cerebral masculino:

  • cefalea severa, puede ir acompañada de vómitos;
  • debilidad repentina y mareos;
  • dificultad de pronunciación del habla y percepción del entorno;
  • visión borrosa
  • nubosidad de la conciencia;

Si la patología afecta una parte específica del cerebro, entonces habrá fallas en el trabajo de esa parte del cuerpo de la cual el área afectada fue responsable.

Síntomas de accidente cerebrovascular

Cuando ocurren los siguientes síntomas específicos de un accidente cerebrovascular, se debe llamar a una ambulancia con urgencia. También recuerde cuándo comenzaron estos síntomas, ya que su duración puede ser importante para la elección del tratamiento.

  1. Pídale a la persona que sonría. Con un trazo de sonrisa habrá una curva.
  2. Pida mantener sus brazos levantados, con músculos débiles que no se puede hacer.
  3. Pídale a la persona afectada que haga una oración simple. Durante un ataque, el hombre o la mujer hablarán lentamente, tartamudeando. Es como el discurso de un hombre borracho.
  4. Pida que saque la lengua, su punta se desvía hacia el foco en el cerebro.

Estos síntomas se unen a los siguientes signos:

  1. Dolores de cabeza agudos sin ninguna razón comprensible;
  2. Visión borrosa en uno o ambos ojos;
  3. La aparición de debilidad inesperada;
  4. Malentendido del habla;
  5. Parálisis parcial o completa de las extremidades.

Los síntomas en un ataque isquémico a corto plazo son los mismos que en un accidente cerebrovascular normal, pero dura solo unos minutos.

Primeros auxilios

Los pacientes con trastornos agudos de la circulación cerebral deben ser hospitalizados inmediatamente en el hospital. Antes de la llegada del médico, debe tomar inmediatamente medidas independientes. Con un accidente cerebrovascular, los primeros minutos y horas de la enfermedad son los más costosos, ya que es en este momento que la atención médica puede ser más efectiva.

  1. Coloque al paciente en una elevación y levante la cabeza 30 grados;
  2. Proporcionar acceso gratuito al aire fresco;
  3. Quítese la ropa para no obstaculizar el movimiento del cofre;
  4. Cuando vomite, gire la cabeza de la víctima hacia un lado para que el vómito no entre en el tracto respiratorio;
  5. Si aumenta la presión, administre al paciente la medicación necesaria, que generalmente toma en tales casos;
  6. Llamar urgentemente a una ambulancia.

Después de esta enfermedad, casi todos los pacientes necesitan rehabilitación.

Tratamiento

El tratamiento del accidente cerebrovascular es un proceso largo que consiste en una variedad de procedimientos médicos.

En primer lugar, la hospitalización inmediata debe apuntar a estabilizar la condición del paciente. Además, al paciente se le prescribe oxigenoterapia, rehabilitación y rehabilitación con el uso de fisioterapia, masajes y fisioterapia.

Después de los primeros pasos, el tratamiento del accidente cerebrovascular se centra en ayudar al paciente a recuperar su fuerza, sus funciones y regresar a su vida independiente. Para esto, hay un programa especial de rehabilitación para personas que han sufrido un derrame cerebral.

Efectos del accidente cerebrovascular

Un accidente cerebrovascular puede llevar a un coma, parálisis o parálisis (debilidad muscular) prolongados de los músculos de un lado o parte del cuerpo, deterioro de la inteligencia y / o memoria.

Los efectos más comunes son:

  1. La complicación más grave es la parálisis;
  2. Debilidad, rigidez y dolor muscular;
  3. Falta de coordinación;
  4. Trastornos del habla tales como disartria y afasia;
  5. La formación de úlceras por presión es el proceso de muerte del tejido en lugares donde la piel está bajo presión;
  6. Problemas de atención, percepción de la información y memoria;
  7. Violación de la urodinámica.

Las consecuencias de los trastornos de la circulación cerebral pueden ser tanto temporales como irreversibles, en las que se produce la muerte celular final.

Prevención de apoplejía

La principal importancia para la prevención de la patología es la identificación de factores de riesgo, la implementación de las recomendaciones del médico y la observancia de un estilo de vida saludable.

  1. Medir la presión arterial regularmente;
  2. Reducir el colesterol y las grasas saturadas en tu dieta;
  3. Dieta rica en frutas y verduras;
  4. Control de la diabetes;
  5. La actividad física y el control del peso.

Además, para la prevención de los accidentes cerebrovasculares, los médicos recomiendan que participe en la psicoregulación, la meditación y la autohipnosis, lo que evitará el estrés y la depresión, y reducirá la presión mental.

Deja Tu Comentario